Contate-nos
HUESKER Ltda.
Av. Dr. Sebastião Henrique C. Pontes, 8000 Galpão E
CEP 12.238-365 São José dos Campos - SP
Brasil
Publicações Técnicas
Russo, Luis Eduardo

Estabilización del barranco de Massa Martana (Italia) mediante el uso múltiple de geosintéticos

Resumo

El “Fosso della Rocca” es un barranco adyacente al pueblo de Massa Martana (Italia) que, debido a fenómenos de erosión regresiva de las paredes, presentaba graves condiciones de inestabilidad. Para eliminar el problema de continuos desmoronamientos se decidió rellenar la garganta, de 38 m de altura por 160 m de longitud aproximadamente, usando escombros provenientes de la demolición de edificios locales y suelos de canteras vecinas. El frente del terraplén se estabilizó mediante la construcción de 7 taludes con 70° de inclinación y 5 m de altura cada uno aprox., reforzados usando geomallas con resistencias decrescientes de 200 kN/m a 55 kN/m y un muro de contención en hormigón armado al pié. El problema de la estabilidad global de la obra se resolvió usando capas múltiples de geomallas de 800 kN/m. De este modo se evitó la ejecución de pilotes armados de gran diámetro (1200 mm) y se obtuvo una solución técnica flexible y económicamente conveniente. Debido al uso de escombros cementicios se preveía un pH superior a 10, por este motivo se adoptaron geomallas en polivinilalcohol que, además de poseer elevado módulo elástico y baja fluencia, son resistentes a los ambientes alcalinos. El torrente existente, que corre sobre el nuevo terraplén, se impermeabilizó con un geocompuesto bentonítico y se protegió con una geored antierosión. En el cuerpo del terraplén se incorporó un sistema de drenaje de tubos verticales y horizontales fisurados interconectados con plataformas de gravas drenantes, todos envueltos con un filtro geotextil tejido para evitar la colmatación.

Conclusão

La obra de estabilización del barranco de Massa Martana mediante el relleno de la garganta con suelos y escombros implicó una serie de problemáticas que fueron solucionadas usando diferentes tipos de geosintéticos que cumplían con diferentes funciones, y en particular:

• Refuerzo del suelo para la estabilización del frente y la base del terraplén mediante el uso de geomallas en PVA de alta resistencia.

• Realización de una fundación flexible, económica y de rápida ejecución mediante el empleo de largas geomallas de 800 kN/m a la base, reemplazando la solución tradicional con pilotes armados y plateas que resultaba costosa y demasiado rígida para este tipo de obra.

• Refuerzo de los suelos con elevado grado de alcalinidad a través del uso de geomallas en PVA.

• Filtración de las capas de gravas drenantes y de los tubos para evitar la colmatación a través del uso de un geotejido-tejido filtrante.

• Impermeabilizacion del canal a sección trapezoidal que corre sobre la obra mediante el uso de un geocompuesto bentonítico especial con superficies ásperas.

• Control de la erosión de las superficies mojadas (canal) y secas (taludes) utilizando georedes tridimensionales sintéticas.

Desde un punto de vista sísmico, el uso de geosintéticos permitió obtener una estructura altamente dúctil capaz de absorber y disipar la energía transmitida a través de solicitaciones dinámicas.